Sacerdote Solalinde recibe bendición de reverendo Jackson

El mexicano Alejandro Solalinde recibió hoy el apoyo de la Coalición Rainbow Push del reverendo Jesse Jackson en el marco de la Caravana de la Esperanza que recorrerá Estados Unidos para pedir la aprobación de una reforma migratoria

El sacerdote católico Alejandro Solalinde, director del albergue Hermanos en el Camino, encabeza la caravana 'Paso a paso hacia la paz' hacia el municipio de Chahuites, Oaxaca.

El sacerdote católico Alejandro Solalinde, director del albergue Hermanos en el Camino, encabeza la caravana "Paso a paso hacia la paz" hacia el municipio de Chahuites, Oaxaca.

Foto: Archivo/Notimex
PUBLICADO: EST Mar 9, 2013 3:42 pm EST

Chicago - El sacerdote mexicano Alejandro Solalinde recibió hoy el apoyo de la Coalición Rainbow Push del reverendo Jesse Jackson a la Caravana de la Esperanza que recorrerá Estados Unidos esta primavera para pedir la aprobación de una reforma migratoria en el país.

Durante una visita al templo de la coalición, en el sur de Chicago, el sacerdote dijo estar sorprendido por el "apoyo decidido" que expresaron miembros de la comunidad afroamericana con los derechos humanos de los inmigrantes centroamericanos.

"Para mí fue una sorpresa, y una respuesta histórica a nuestro drama", dijo Solalinde a Efe. "La comunidad afroamericana, con la que no habíamos tenido mucho contacto, está muy informada y está familiarizada con nuestro drama".

Jackson no participó en las reuniones que diversos miembros de su coalición mantuvieron con el sacerdote mexicano por encontrarse en Caracas, donde asistió al funeral del presidente venezolano Hugo Chávez.

Sin embargo, el reverendo sí dirigió un mensaje telefónico a Solalinde desde la capital venezolana, que fue trasmitido por los altavoces durante un servicio religioso realizado en el templo, al que el sacerdote asistió en primera fila.

En una entrevista con Efe, Solalinde dijo que a Jackson le interesa conectar la lucha contra la violencia que realizan organizaciones religiosas afroamericanas en Chicago con "ese drama de exterminio terrible que viven los migrantes en su pasaje por México hacia Estados Unidos".

Con más de 500 homicidios en 2012, en su mayoría en barrios problemáticos del sur de la ciudad donde viven los afroamericanos, Chicago ha vuelto al primer plano de las ciudades más violentas del país.

Según Solalinde, la Coalición Rainbow Push de Jackson realizará movilizaciones contra la violencia a nivel nacional, promoviendo además la Caravana de la Esperanza que comenzará el 29 de abril en San Diego (California) y visitará varias ciudades antes de finalizar en Washington el próximo 31 de mayo.

El sacerdote mantuvo ayer varios contactos con la comunidad latina de Chicago, y se entrevistó con representantes del Parlamento Mundial de Religiones.

"Fue un encuentro de mundos, donde no conocían nuestra experiencia y el sufrimiento de los migrantes", relató.

En la reunión, el fundador del albergue Hermanos del Camino, de Oaxaca, que asiste diariamente a indocumentados que cruzan México para emigrar a Estados Unidos, hizo hincapié en que "el sufrimiento de los migrantes es uno solo, sin importar de donde procedan".

En su opinión, este drama solamente puede resolverse con un esfuerzo regional donde "los países de origen (de los indocumentados) se responsabilicen de sus connacionales y entiendan que son parte de una solución".

"No pueden solamente aceptar que salen de ahí y, cómodamente y sin ninguna responsabilidad, esperar las remesas", dijo en la entrevista.

Según Solalinde, México tiene "la responsabilidad" de cuidar la vida de los migrantes que pasan por su territorio.

A su vez, Estados Unidos tendría que aceptar que "ha sido causa de estos sufrimientos" de la región, "provocado por empresas trasnacionales que enriquecieron a unos pocos y empobrecieron a la mayoría".

"La responsabilidad es de todos y debemos encararla", afirmó Solalinde, a quien le preocupan las deportaciones actuales porque los inmigrantes quedan varados en la frontera con México y pueden ser explotados y reclutados por el crimen organizado.

En la agenda de su vista a Chicago, que finalizará mañana con una misa que oficiará en la parroquia San Pío V del barrio latino Pilsen, se habló de la reforma migratoria, la prevención de la violencia y el envío de armas potentes a México, fabricadas en este país.

Sobre las amenazas de muerte que recibió, y que lo obligaron a salir de México durante un tiempo, Solalinde dijo que "mi vida siempre estará amenazada, pero eso es lo de menos".

"Lo que más me preocupa y duele profundamente son los abusos y muerte de miles de personas" que cruzan México diariamente hacia el norte "sin ninguna garantía", concluyó.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Close Ad