Comité aprueba millonario plan para infraestructura

El Comité de Finanzas aprobó la medida con 11 votos a favor y 7 en contra; pero se espera que ésta enfrente un panorama difícil el miércoles en el pleno del Concilio Municipal

Activistas de la coalición Grassroots Collaborative esta mañana en City Hall, en Chicago.

Activistas de la coalición Grassroots Collaborative esta mañana en City Hall, en Chicago.

Foto: Fabiola Pomareda/La Raza
PUBLICADO: EST Apr 16, 2012 6:29 pm EST
Chicago.- En una maratónica sesión y desafiando el repudio público, el Comité de Finanzas del Concilio Municipal de Chicago aprobó hoy una propuesta para que gigantes financieros pongan $1.7 mil millones de fondos privados con el fin de reconstruir la infraestructura de Chicago. El alcalde de Chicago Rahm Emanuel propuso una ordenanza para aprobar un “Infrastructure Trust” (Fondo de infraestructura) y crear así una entidad sin fines de lucro, con una junta directiva que manejaría el financiamiento privado de proyectos de infraestructura pública de la ciudad. Sin embargo, la propuesta ha enfrentado numerosos cuestionamientos sobre qué proyectos se financiarán, falta de vigilancia y transparencia y sobre cómo serán afectados los ciudadanos a largo plazo. En una rueda de prensa realizada esta mañana en City Hall, Stephanie Farmer, profesora de sociología de la Universidad Roosevelt, dijo que “preocupa que la infraestructura que se va a construir será únicamente la que genere ganancias para los inversionistas”. Amisha Patel, directora de la coalición Grassroots Collaborative, expresó que “se necesita más tiempo, audiencias públicas y un diálogo público crítico para discutir a quién se le estan dando las riendas para manejar este y todos los proyectos de innovación en la ciudad”. El Comité de Finanzas aprobó la medida con 11 votos a favor y 7 en contra; pero se espera que ésta enfrente un panorama difícil el miércoles en el pleno del Concilio Municipal. PLAN CRÍTICO “Queremos que todos los concejales sepan que estamos vigilando lo que hacen y llevando un récord, al igual que la gente lleva un récord de quién votó para que aprobaran la privatización de los parquímetros públicos”, alertó Patel. “Este es un voto realmente crítico para nosotros”, añadió. Algunos concejales han levantado la voz; mientras otros han sido complacientes. Diez concejales firmaron una carta pidiéndole al alcalde que posponga el voto. El concejal John Arena (D-45), por ejemplo, reconoció que “hay algunos puntos legales complicados” y “necesitamos tiempo para examinarlos”. El concejal Ricardo Muñoz (D-22) ha calificado el plan como “la creación de otro ente de burocracia que no le rendirá cuentas a nadie”. Pero el concejal George Cárdenas (D-12) declaró que “después de más conversaciones sostenidas con el equipo financiero del alcalde tengo confianza en la intención y transparencia del fondo [de Infraestructura] y me siento un 110% confiado en que la Ciudad no se puede dar el lujo de dejar pasar esta herramienta de infraestructura crítica”. La coalición Grassroots Collaborative alertó que de ser aprobado el proyecto, dejaría a los ciudadanos en vulnerabilidad, ya que probablemente tengan que asumir alzas en tarifas y que las comunidades de color y las de bajos recursos serían las más afectadas. “No hay lineamientos sobre cómo se seleccionarán los proyectos ni cómo se asegurará inversión igualitaria en las comunidades más deterioradas”, indicaron. NECESIDADES URGENTES Alhelí Herrera, de la organización comunitaria Enlace, consideró que “con este sistema que quiere crear el alcalde se corre un riesgo alto de que las compañías que estén privatizando suban las cuotas como ellos quieran y le pongan este peso a las familias que ya carecen de recursos y tienen ingresos bajos”. Las necesidades en infraestructura son enormes en barrios de bajos recursos. Herrera mencionó que en La Villita, por ejemplo, no hay suficientes espacios verdes y varias calles son intransitables por su mal estado. Herrera también mencionó como una mala experiencia la privatización del estacionamiento público. “Antes la ciudad cobraba 25 centavos por una hora de estacionamiento y cuando se privatizó pasó a $1.25 por hora y más y eso es lo que se teme, que las compañías establezcan sus propios precios para que ellos puedan recibir esta ganancia”. “¿En qué les beneficia a ellos invertir este dinero si no van a recibir una ganancia?”, preguntó. Hasta la fecha el alcalde solo ha informado que el fondo empezaría con $225 millones para proyectos de eficiencia energética en edificios públicos. Emanuel se ha negado a discutir qué otros proyectos se financiarían o si se impondrían tarifas. Otros analistas y académicos han afirmado que el Alcalde está empezando por el final, ya que primero debería elegir los proyectos y luego seleccionar las formas de financiarlos o a los inversionistas para realizar las alianzas. DETALLES DEL PLAN La ordenanza del “Infrastructure Trust” fue introducida en el Concilio Municipal el mes pasado por el alcalde y se espera su votación el 18 de abril. La medida identifica cinco compañías inversoras que contribuirían cada una con mil millones de dólares: Citibank, Citi Infrastructure Investors, Macquarie Infrastructure and Real Assets, J.P. Morgan Asset Management Infrastructure Investment Group y Ullico. Bajo la ordenanza, el fondo propondría proyectos y el Concilio Municipal les daría su visto bueno. El vicepresidente de la compañía Boeing, James Bell, presidiría la junta directiva de la entidad. Ante la polémica surgida, el pasado viernes el Alcalde introdujo un texto substituto a la ordenanza, con cambios como que un concejal formará parte de la junta directiva y que cualquier transacción que pretenda usar fondos, ingresos, bienes o propiedades de la ciudad requerirá la aprobación del Concilio Municipal. Otro cambio es que ahora sí se obligará a la junta a cumplir con las leyes de reuniones abiertas (Open Meetings Act), y Libertad de información (Freedom of Information Act), y hacer públicas las actas de las reuniones.
Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Close Ad