Romeo Santos cantó ante un Staples rendido

Romeo Santos trajo su gira Fórmula Vol.1 al Staples Center el miércoles por la noche

Instante de la actuación de Romeo Santos el miércoles por la noche en el Staples del Downtown de la ciudad.

Instante de la actuación de Romeo Santos el miércoles por la noche en el Staples del Downtown de la ciudad.

Foto: René Miranda
PUBLICADO: EST Mar 23, 2012 12:01 am EST

Se esperaba que su concierto fuera un éxito y lo fue.

El público angelino se rindió esta semana ante "El rey de la Bachata", Romeo Santos.

Sin embargo a diferencia de otras plazas donde se ha presentado con ventas totales, en Los Ángeles no llenó el Staples Center con capacidad para 17 mil personas.

Pero eso no fue problema ni inconveniente para que el exintegrante de Aventura, ofreciera un concierto de gran calidad musical.

Como lo ha venido haciendo en esta su primera gira de conciertos como solista, llamada Fórmula Vol. 1 -también título de su primer disco-, apareció sentado en una enorme silla, digna de un rey y entonces el sonido de la bachata se apoderó del gran recinto.

Santos se rodea de una banda de grandes músicos, en la que obviamente, por la naturaleza de ese género musical de origen dominicano, los guitarristas destacaron por sus buenas y energéticas ejecuciones.

En el concierto del miércoles por la noche, presentó algunas mezclas de bachata con otros ritmos que fueron muy atinados. Especialmente en el caso muy novedoso del flamenco.

Un grupo de este género, con una excelente bailarina, apareció en el escenario y luego, el cantautor nacido en El Bronx, se hizo acompañar de un cantaor flameco, que emitió varios fraseos y el sonido tanto de la guitarra flamenca como del golpeo de manos para interpretar Un beso.

Pero también hubo otros elementos que, a decir verdad, eran innecesarios para un artista de la calidad que ha demostrado ser Santos.

Durante las poco más de dos horas y media de concierto, no sólo hubo música, también concursos y desafíos para el público.

En el primero de ellos subió a la tarima a tres hombres para hacer una parodia del tema Debate de 4, que Santos interpreta en el álbum junto con Anthony Santos, Luis Vergas y Raulín Rodríguez.

Cantó con ellos y entonces, a decisión del público -y no precisamente por tener buena voz–, el ganador se llevó 500 dólares.

Luego fue el turno de las mujeres.

Pero para ellas no hubo dinero, pero sí un beso en la boca de "El rey". Las participantes: una joven delgada y una más llenita; con esta última hizo la escena chusca en tono sexual.

El público pareció divertirse pero, una vez más, era innecesario.

También incluyó en su show un baile al estilo Michael Jackson, guante blanco y apretón de genitales incluidos en la actuación.

Romeo Santos fue desgranando cada uno de sus éxitos, la mayoría popularizados durante su era en el grupo Aventura -del que se separó el año pasado- y otros más de su reciente producción como You.

El recibimiento del público a temas como Su veneno, Los infieles, Dile al amor y El perdedor, entre otros, fue ensordecedor y casi en su totalidad coreados.

Entre un tema y otro, frases, saludos y vivas a los latinos, el artista de ascendencia dominico-puertorriqueño, aconsejó: "les voy a pedir algo muy sencillo... no dejen que nadie les quiera dirigir su vida, ni en su trabajo, ni en lo económico ni en lo profesional". Y entonces soltó el tema Mi corazoncito.

Santos, luego, dedicó tiempo a complacer a sus seguidores y pidió el título de tres temas que pensaran que no cantaría esa noche. Uno de ellos fue Lágrimas.

Después de concluir el concierto y regresar una vez más a la tarima, Romeo Santos fue despedido por el público, con los vítores dignos de un rey.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Close Ad