Club de boxeo busca sacar a hispanos de pandillas

Ofrecen entrenamiento a jóvenes latinos que quieren escapar de los problemas de la calle

El club ofrece entrenamiento de boxeo y artes marciales desde los ocho años a niños y niñas de La Villita.

El club ofrece entrenamiento de boxeo y artes marciales desde los ocho años a niños y niñas de La Villita.

Foto: Archivo
PUBLICADO: EST Mar 13, 2012 10:07 am EST

Chicago  - En el sótano de una iglesia del barrio mexicano La Villita de Chicago funciona desde hace cinco años un club de boxeo dedicado al desarrollo físico y educativo de jóvenes latinos que quieren escapar de las pandillas o de otros problemas de la calle.

Quienes dirigen el Chicago Youth Boxing Club son voluntarios, como la tesorera Silvia del Rago, quien, aunque no tiene hijos, se sintió igualmente atraída por el trabajo del club y su influencia en los jóvenes del barrio.

“Soy miembro de la Iglesia de La Villita, en cuyo sótano funciona el club. Vi que buscaban gente para apoyarse y me incorporé hace tres años”, relató Del Rago.

Al igual que a los demás integrantes de la junta directiva, a Del Rago le gustó la disciplina del club y los cambios logrados en las vidas de los jóvenes, “que antes andaban en la calle, desperdiciando el tiempo y metiéndose en problemas".

El club funciona como una organización sin fines de lucro que ofrece entrenamiento de boxeo y artes marciales desde los ocho años a niños y niñas de La Villita, pero también de otros barrios latinos como North Lawndale, Humboldt Park y las ciudades vecinas de Cicero y Berwyn, con mayoría de población de origen mexicano.

Del Rago destaca con entusiasmo el esfuerzo que hacen los jóvenes para trascender sus limitaciones en busca de la excelencia “en todos los aspectos de sus vidas”, dentro y fuera del cuadrilátero.

Hasta 40 jóvenes pasan por el club todos los días para participar en actividades coordinadas también con las escuelas públicas como formación extraescolar.

Víctor Rodríguez, vicepresidente de la junta directiva, explicó a Efe que al acudir al club los jóvenes están menos expuestos en la calle “a la violencia que desgraciadamente hay en el barrio".

“Aquí se entrenan, juegan y hacen las tareas escolares bajo una supervisión estricta”, agregó.

Los viernes el club tiene un programa especial para los niños en situación de riesgo de ser reclutados por las pandillas, así como para quienes las han abandonado y tratan de buscar un nuevo camino.

Dos empleados dan consejos sobre la mejor forma de buscar trabajo, preparar sus currículos o solicitar becas y pasantías.

Según Del Rago, el ambiente del club es seguro y respetuoso, de forma que “todos se ayudan y los nuevos son encaminados por los más viejos".

El equipo técnico está integrado por exboxeadores profesionales latinos conocidos en la comunidad, como Gabriel Navarro, William Rodríguez, Salvador Castillo, Raúl González y Marcelino Pérez.

Rodríguez, conocido como “Chupe” entre los aficionados, dijo a Efe que algunos de los chicos entrenados por el club llegan a pelear en torneos de aficionados y de semiprofesionales.

“Hace dos semanas hicimos profesional a un muchacho de 19 años, que pelea con nosotros desde los 13. Hemos tenido campeones en los Guantes de Oro y de Plata, y llevamos a otro muchacho a un campeonato nacional”, explicó orgulloso.

Varios integrantes del club han competido en los Juniors Olympic, y una delegación acaba de participar en un programa de boxeo organizado por la Universidad Notre Dame de Indiana.

Pero las actividades del club van más allá del boxeo, según Del Rago, quien apuntó por ejemplo la participación en la campaña “Agua para México”, que construyó 35 cisternas para recoger agua de lluvia en casas de la localidad mexicana de Tamaula, ubicada en Irapuato, en el estado de Guanajuato.

Los fondos fueron aportados por donantes particulares y organizaciones sin fines de lucro de Chicago.

Una delegación del club estuvo en México en la concreción del proyecto, que permitió triplicar la capacidad de almacenamiento de agua en Tamaula.

La oportunidad sirvió además para abrir un club similar en Guanajuato, donde, por el momento, según Del Rago, “hay más mujeres que hombres”, entre ellas una que competirá en los Guantes de Oro.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS