Se quejan por multas exorbitantes en el barrio de La Villita

Comerciantes alegan que autoridades abusan en el cobro de multas por infracciones en los negocios de este vecindario

Propietarios buscan que la Ciudad reconsidere sus casos por tratarse de pequeños negocios.

Propietarios buscan que la Ciudad reconsidere sus casos por tratarse de pequeños negocios.

Foto: Belhú Sanabria/La Raza
PUBLICADO: EST Feb 29, 2012 4:49 pm EST
Chicago.- Según un estudio del Instituto de Estudios Latinos de la Universidad de Notre Dame hecho en 2011, los negocios hispanos de Chicago generan $2,200 millones de ingresos anuales. El reporte indica también que sus propietarios comprenden el 6.5% de los empresarios en esta Ciudad de los vientos. Aunque este estudio muestra que los latinos están haciendo empresa, el panorama es sombrío para algunos comerciantes hispanos. Si camina por la calle 26 del barrio de La Villita se sorprenderá al ver varios negocios cerrados. Algunos residentes de este vecindario se lo atribuyen a la crisis económica y otros a las multas exorbitantes que los inspectores de la Ciudad otorgan a los pequeños negocios. Entre enero y febrero de 2012 inspectores de la ciudad han multado a negocios de este vecindario con sumas que los comerciantes consideran excesivas: entre $3,000 y $5,000. Según los negociantes ya son 20 los negocios afectados. “Esta comunidad no puede pagar este tipo de multas, si esto continúa los negocios van a tener que cerrar sus puertas. Estos son negocios chicos no grandes empresas. Cuando hay una infracción lo normal es que el inspector te dé un ‘warning' donde te indique cuáles son las infracciones con el fin de poder solucionarlas, si se hace caso omiso a esta advertencia entonces se procede a la multa, lo cual no fue el caso de estos negocios”, dijo a La Raza Neftalie González, activista comunitario. SIN ADVERTENCIA Jamil Baker está furioso porque en los nueve años que tiene su tienda de celulares en La Villita nunca fue multado. Sin embargo, ahora por no poner etiquetas con los precios en cada uno de sus productos tiene que pagar una multa de $3,100. “Tengo precio en todos mis productos pero no de forma individual, ellos dicen que cada cosa debe tener su precio. Si ellos quieren que ahora las cosas sean así deben darme un ‘warning', no de frente una multa. Mira la calle 26, cuántos negocios están cerrados. Pienso que es por esta razón, la alcaldía quiere sacar a los negocios pequeños y traer a las grandes tiendas, es por eso que están tomando este tipo de acciones”, declaró Baker. Las multas han ido en aumento, pues Lino Guerrero, quien tiene una tienda de prendas deportivas, fue en primera instancia el más perjudicado porque su multa ascendía a $14,000. “Cuando estuve en corte se me dijo que la violación era por 70 cajas de zapatos y por cada producto querían 200 dólares. Me pasaron con un mediador que me recordó que la multa era de $14,000, se negoció porque le dije que no podía pagar ese dinero, me rebajó al 50 %, lo cual era $ 7,000, como era demasiado para mí me lo dejó a $ 2, 840, como le dije que aún era mucho, me dijo tajantemente que me pondría de nuevo a corte por la multa inicial. No tuve otra alternativa que aceptar la multa más baja”, manifestó Guerrero. Por su parte Jennifer Lipford, directora de Información Pública del Departamento de Asuntos de Negocios y de Protección al Consumidor de Chicago, dijo a La Raza: “Los negocios han sido multados porque han cometido infracciones al no tener precios sus productos de forma individual. Esto es un requerimiento que se hace para todos los negocios de la Ciudad. No es parte de la política dar ‘warnings'. El principal enfoque de nosotros es brindar protección al consumidor y con los propietarios se puede llegar a un acuerdo en el pago”. Miguel Paz, propietario de una mueblería y quien se salvó de recibir una multa, dijo a La Raza que esto atenta contra las pequeñas empresas. “Los negocios están cerrando por las multas y por tanto parquímetro que hay que pagar para el estacionamiento”, indicó este negociante que se solidarizó con los afectados. Por más de 20 años Enrique Ambriz ha tenido una tienda de ropa en La Villita, a él los inspectores le han encontrado 12 infracciones y en la corte que tuvo el martes 28 de febrero, después de varias negociaciones, le impusieron la multa de $2,200. “Ya un inspector días previos me había revisado la mercadería y no encontró ninguna infracción, pero vino otro e indicó lo contrario y me mandó a corte. Queremos hacer una petición a la alcaldía, que manden un investigador, que pongan a consideración nuestros casos, porque esto no se me hace justo”, declaró el agraviado. APOYO A AFECTADOS Actualmente en la calle 26 hay un promedio de 500 negocios con licencias activas y para el 2011 se abrieron 12 nuevas tiendas. “El cierre de los negocios es algo que está pasando en todas las comunidades, no sólo en el vecindario de La Villita. Un establecimiento también puede estar cerrado porque los propietarios decidieron mudarse a otro lado”, dijo a La Raza Nilda Esparza, directora de la Cámara de Comercio de La Villita. “Desde nuestra administración nos hemos enfocado en brindar a los negociantes todo los servicios que necesitan y brindamos asesoramiento sea miembro o no de esta Cámara de Comercio. Estamos creando nuevos talleres para que el negociante se encuentre informado y al día con la tecnología y así pueda estar al tanto de las informaciones que sean de interés para su negocio”, enfatizó Esparza. Los propietarios de los negocios afectados piden el apoyo de su concejal, Ricardo Muñoz (D-22), a fin de que su voz sea escuchada y se les rebaje o exima del pago de las multas. La Raza intentó conversar con el concejal, pero hasta el cierre de esta edición no obtuvimos respuesta de él. Las personas que han sido multadas y necesitan asesoramiento o mayor información sobre talleres comunicarse a la Cámara de Comercio de La Villita al (773) 521-5387.
Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Close Ad