Restaurante Nuevo León celebra bodas de oro

Un popular restaurante mexicano establecido en 1962 en el barrio Pilsen de Chicago por un inmigrante oriundo de Monterrey se prepara para celebrar.

El restaurante ahora ocupa el primer piso de dos edificios anexos con una capacidad para sentar a 180 personas.

El restaurante ahora ocupa el primer piso de dos edificios anexos con una capacidad para sentar a 180 personas.

Foto: EFE
PUBLICADO: EST Feb 28, 2012 7:47 pm EST

Chicago (EFE).- Un popular restaurante mexicano establecido en 1962 en el barrio Pilsen de Chicago por un inmigrante oriundo de Monterrey, cumple 50 años en marzo y los descendientes de su fundador se preparan para celebrar las bodas de oro.

Se trata del restaurante Nuevo León, fundado el 16 de marzo de 1962 por Emeterio Gutiérrez Landin.

"Mi papá trabajaba con su amigo José Garza los fines de semana, trabajaba en la cocina para sacar un poquito más de dinero para la familia", recordó Daniel Gutiérrez, hijo de Emeterio, quien falleció en 1986.

Cuando Garza quiso dejar el negocio, que en ese entonces era una humilde taquería, Emeterio se la compró en 1962 y la convirtió en el Restaurante Nuevo León, nombrado así por el estado norteño de México de donde el inmigrante había llegado buscando trabajo para poder mantener a su familia.

El restaurante ahora ocupa el primer piso de dos edificios anexos con una capacidad para sentar a 180 personas y según el mismo Daniel Gutiérrez, quien es el gerente y copropietario, el local es toda una tradición en Pilsen y en el resto de la ciudad.

"Aquí viene gente también de afuera, de Iowa y hasta de California", señalo a Efe Daniel.

Cuenta que sus hermanos Antonio, Emeterio Jr., Raúl y él siempre trabajaron junto a su padre y así fueron aprendiendo el oficio de cómo manejar un restaurante familiar que sirva a la comunidad.

"El secreto número uno es tener buenos trabajadores, buenos empleados y el segundo es tener buena comida que la gente apetezca, comida más o menos que haga volver a la gente", afirmó Daniel.

Otro factor que este local toma en cuenta, dijo el exitoso comerciante, es conocer bien a la clientela.

"Siempre hemos mantenido precios cómodos para la gente que vive aquí en Pilsen, la gente trabajadora y también para la gente de oficina que viene del centro a comer también", sostuvo.

Y aunque hace tiempo sus tres hermanos emprendieron sus propios negocios, una nueva generación de la familia Gutiérrez está entrenada para continuar con este popular restaurante.

Raúl Gutiérrez ahora maneja una barra en Summit, Illinois; Emeterio Jr. tiene su propio restaurante en la Calle 26 en el vecindario La Villita y Antonio, el otro hijo del fundador, ya está jubilado.

Para continuar con la tradición a largo plazo está Daniel Jr., hijo de Don Daniel y nieto del fundador, y quien ha trabajado aquí ya por 21 años, casi desde que salió de la secundaria en 1989.

"Él ya está entrenado", afirmó Daniel, padre.

El restaurante, que ofrece una variedad de platillos mexicanos, cuenta con 40 empleados.

"Estoy encantada de trabajar aquí", dijo a Efe la mesonera Dolores Avalos, quien tiene cinco años trabajando aquí.

La fila de clientes los fines de semana se extiende hasta las afueras del local cuyo exterior son dos edificios decorados en llamativos colores.

"Yo tengo aquí cincuenta años trabajando", afirmó el propietario. "Conocí niños cuando yo entré a trabajar que ya son abuelos y todavía vienen aquí".

Para celebrar los cincuenta años del negocio, dijo su propietario, la familia Gutiérrez está preparando una celebración el día 19 de marzo. Pero aparte de eso, Daniel apuntó que van a hacer unas camisetas para regalarlas a sus clientes.

"Las camisetas marcaran el aniversario del 1962 al 2012, cincuenta años de servir a la comunidad", añadió orgulloso.

Su ejemplo, dijo este hombre de negocios, se puede extender a otros porque todos los inmigrantes que llegan a este país saben que hay que trabajar duro para poder progresar.

"Todos los inmigrantes que venimos de México somos muy trabajadores", dijo Daniel. "Nomás necesitamos el capital o pueden empezar con un poco de capital pero lo que sí se requiere para tener éxito en un negocio es hallar la fórmula para que regrese el cliente, esa es la base".

Una fórmula que les ha funcionado ya por medio siglo.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Close Ad