Luchan para que se quede director de escuela en Chicago

Padres de la Escuela Primaria Henry D. Lloyd critican que no se haya renovado el contrato al director Mr. Fernando Kim y están decididos a luchar para lograr su permanencia

Pie de foto: Padres de familia apoyaron a Fernando Kim afuera de las oficinas centrales de las Escuelas Públicas de Chicago.

Pie de foto: Padres de familia apoyaron a Fernando Kim afuera de las oficinas centrales de las Escuelas Públicas de Chicago.

Foto: Belhú Sanabria / La Raza
PUBLICADO: EST Feb 24, 2012 12:37 pm EST

Chicago.- Con ánimos caldeados pero con la firme determinación de llegar hasta las últimas consecuencias, 70 padres de familia con cartulinas y plumones en mano preparaban el material con el que desfilarían hacia la Junta de Educación de Chicago el miércoles 22 de febrero para pedir a las autoridades que a Fernando Kim, director de la Escuela Primaria Henry D. Lloyd, le sea renovado su contrato para que pueda permanecer en su cargo después del próximo 30 de junio.

“Queremos que se quede nuestro director Mr. Kim” es el principal deseo de la menor Zindy León, de 10 años. Ella y su madre Carmen León decidieron actuar contra una medida que, según ella, le parece injusta: la no renovación del contrato de Kim.

“Desde que está [Kim] hemos visto un avance en los niños en su aprendizaje de lectura, están al día con la tecnología, ha traído programas para esta escuela de bajos recursos que ni siquiera lo tienen otras ubicadas en zonas de mejores ingresos. No sólo se ha preocupado por los chicos, también los padres tenemos clases de computación y semanalmente recibimos de forma gratuita víveres gracias a la gestión del director, eso no lo vemos en otros lados”, dijo León, madre de la menor, a La Raza.

“Estoy aquí voluntariamente porque quiero que se quede mi director, él es muy buena persona con nosotros, se preocupa por sus estudiantes, tenemos computadoras Apple,  nuestros propios iPad, iPod y hasta nos lee personalmente, es por eso que nosotros queremos que Mr. Kim no se vaya”, testificó esta estudiante de cuarto grado.

La Escuela Primaria Henry D. Lloyd tiene una población de 1,300 estudiantes de los cuales el 95% es hispano y su primer idioma es el español. En cuanto a los maestros hay latinos en su mayoría y el resto son anglosajones y afroamericanos.

El director de la escuela Fernando Kim es originario de Argentina y es de padres coreanos. Él considera que ha cultivado ambas culturas. A simple vista pareciera que Kim es de raza asiática 100%, pero ni bien suelta una palabra el acento argentino se deja escuchar con claridad.

Mr. Kim, como le llaman sus estudiantes, inmigró a los 14 años sin saber inglés. Sus padres no sólo emigraron a Argentina sino que a los 55 años decidieron probar suerte en Estados Unidos con el único norte de darle una buena educación a su hijo, aunque para eso tuvieron que trabajar en un taller de juguetes por años.      

“Gracias a Dios pude ir a la universidad, hacer una maestría, todo ha sido a base de esfuerzo. Comencé mi carrera en Nueva York para posteriormente venir a trabajar a Chicago”, señaló Kim.

 Si los testimonios mencionados anteriormente sugieren que Kim ha hecho bien su trabajo, muchos se preguntan por qué entonces no ha sido renovado su contrato. Paula Bermúdez, Ernestina Silverio y Massiel Bautista, madres de familia que tienen a sus hijos en la mencionada escuela, alegan que la no renovación del contrato se debe a razones personales que tienen tintes de perfil racial.

“A Mr. Kim no lo quieren porque es ‘chino’. A mí no me importa si es azul o tiene cuatro cabezas, si hace un buen trabajo debe quedarse en su puesto”, enfatizó Bermúdez.

Silverio añade que otra de las razones sería porque la escuela está en probatoria, “no porque los chicos estén mal en las materias sino porque el Examen de Rendimiento Académico [ISAT por sus siglas en inglés] lo dan en inglés y la mayoría de nuestros hijos su primer idioma es el español”, señaló.  

 Kim inició sus labores en la mencionada escuela el 1 de julio de 2008 y el tiempo de duración en su puesto es de cuatro años, los cuales pueden ser renovados dependiendo del concilio escolar local.

EL BALANCE

De este año hasta la fecha, el director  ha traído a la escuela cambios y mejoras según algunos maestros y padres de familia.

Por ejemplo, durante su dirección hubo recortes en el personal docente. “Se sabe que tuvimos en la ciudad una crisis de presupuesto y teníamos que cortar 16 plazas de maestros, pues tratamos de que sólo sean seis porque quise evitar que haya un exceso de alumnos en un salón de clase.  Hay gente que se ha movido, pero también ha habido gente que sus destrezas no fueron las mejores para los estudiantes, por lo tanto tomé la decisión de no renovarle el contrato a algunos profesores”, expresó Kim.          

Cuando se le preguntó acerca de por qué la escuela está en probatoria, el manifestó que: “la escuela a nivel federal siempre ha estado en probatoria por más de 10 años, no es algo que es nuevo y se ha estado trabajando para ello. No se pueden comparar escuelas de nuestro tamaño con alta población de niños bilingües con otras escuelas. No todo se mide por parte de un examen estatal que se da una vez al año”, declaró.

La escuela cuenta con una moderna biblioteca y tiene jardín de infantes de día completo. Cabe destacar que la implementación de los 90 minutos extra de clase que recientemente está siendo aplicada por las Escuelas Públicas de Chicago fue realizada en este plantel hace tres años. 

“Nosotros fuimos la única escuela que la revista ‘Catalyst’ invitó para un foro público porque la audiencia quería saber cómo una escuela pública está respondiendo a los cambios de educación. Le dije esto a mi concilio, que si somos una escuela mala nadie nos invitaría. Hay escuelas de Pilsen y La Villita que nos han venido a visitar y maestros de Japón y de México”,  subrayó.   

Un maestra de dicha escuela que prefiere mantener su nombre en reserva dijo a La Raza: “Este es un excelente director en todo el sentido de la palabra, […] ha hecho mucho por su comunidad y sobre todo muy involucrado en la enseñanza de los niños en la escuela, tanto así que su nivel de lectura a aumentado en un 65%, los niños de primer grado escriben y leen perfectamente”.

 “Ahora ya no hay niños que se duermen en clase por venir sin desayunar ya que él estableció el desayuno escolar universal en la escuela y esto es accesible incluso para maestros y padres voluntarios de la comunidad. Mr. Kim es una persona que trata de alcanzar todos los beneficios para la escuela”, destacó la docente.  

Esteban Burgoa, activista comunitario envuelto en concilios escolares desde 1980, decidió ayudar al grupo de padres que en apoyo de Kim se hicieron presentes el miércoles 22 de febrero en las oficinas centrales de las Escuelas Públicas de Chicago para hacer sentir su voz de protesta.

“Hay mucho abuso por parte de este concilio escolar hacia el director, hay comentarios de racismo por parte del concilio escolar local. Están evaluando a un profesional educado, titulado en educación por algunas personas que integran el concilio escolar que ni siquiera hablan inglés. Este Sr. Kim vino hace cuatros años y esta mejorando la escuela, hay que darle más chance para que siga trabajando por los estudiantes, nada se arregla de la noche a la mañana”, dijo Burgoa.

 ¿QUÉ DICE EL CONCILIO?

El concilio escolar local está conformado por 12 personas y debe ser elegido de forma democrática para ejercer sus funciones por un periodo de dos años; los miembros pueden ser reelectos en varias oportunidades.

A la junta pactada para el martes 21 de febrero y abierta al público para los padres de familia de la mencionada escuela asistieron miembros del concilio de la escuela, pero la presidenta del concilio, Rosalba Rodríguez, estuvo ausente. 

Benita Flores, subdirectora del concilio escolar de la escuela, manifestó sobre la no renovación del contrato a Mr. Kim: “Todo lleva un proceso, no se puede estar diciendo lo que se discutió en reuniones cerradas de concilio. La mayoría votó por la no renovación de contrato. El proceso que él puede seguir es apelar y otra persona que haría el arbitraje será el que tome la decisión”.  

Flores mencionó también la preocupación por el cierre de escuelas por bajo rendimiento. “Nuestra escuela no estaba en probatoria antes de que él llegara. [Kim] ha repetido varias veces que nuestra escuela ya ha estado en probatoria cuando en realidad la escuela sólo tiene dos años en probatoria y en el nivel 3 que es el más severo”, indicó.

Sobre los alegatos de que la no renovación del contrato de Kim tendría razones de perfil racial, Flores respondió: “Claro que no, son mentiras. Para la apelación vamos a ir a corte y ahí se va a saber realmente quién dijo eso”.              

“Hay muchas cosas que se están saliendo de control. Nosotros empezamos a recibir insultos en Facebook de algunos padres, se ha dicho también que no se debe estar pidiendo firmas en las escuelas y mucho menos que involucren a los estudiantes porque ellos vienen a estudiar, no a hacer cartas”, indicó Flores.       

LA VOZ DE OTROS MAESTROS

Laurel Salgado, maestro de tercer grado e integrante del concilio, comentó a La Raza que se hizo una encuesta anónima para conocer los comentarios de los profesores, los cuales fueron leídos al concilio. “El voto de los maestros fue de una manera influenciado por la encuesta de los docentes. Que hay maestros que están en contra podría ser, que hay maestros que están a favor también los hay, así que no es una decisión personal”, dijo Salgado.   

“En mi caso, voté por el director porque he visto cambios en la escuela, pero la decisión ha sido un proceso democrático”, indicó. 

Sobre las afirmaciones de que algunos integrantes de la junta no hablan inglés, Martha Carbajal, representante de los padres en el concilio, mostró a La Raza documentos que confirman que ellos reciben entrenamiento para ejercer eficientemente su función. “Si usted va a las oficinas centrales ahí dice que no es necesario experiencia ni título de maestro y en cuanto al inglés lo hablamos, pero lo entendemos poco”,  dijo Carbajal.

Poco antes del cierre de edición, la presidenta del concilio escolar local, Rosalba Rodríguez, indicó a La Raza que “el concilio trabaja haciendo evaluación anual y luego se hace una evaluación acumulativa basada en los cuatro años y también trabajamos en cuanto a los estándares, pero al  momento el papel no lo tengo a la mano conmigo”.

Padres Unidos Por Un Cambio, el grupo de padres de estudiantes de la escuela que apoya a Kim, y otros activistas se dirigieron a las oficinas centrales de las Escuelas Públicas de Chicago junto a líderes comunitarios para hacer entrega de  firmas en las cuales muestran su apoyo al director, el miércoles 22 de febrero.

“Están en su derecho, estamos en un país de libre expresión,  mis opiniones son muy personales y  respeto las decisiones del concilio”, dijo Rodríguez.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS