Encienden las luces navideñas

En los puestos del 'Christkindlmarket', el mercado navideño ubicado en la Plaza Daley, se ofrece comida alemana, juguetes y adornos.  Fotos Irene Tostado/ La Raza.

En los puestos del 'Christkindlmarket', el mercado navideño ubicado en la Plaza Daley, se ofrece comida alemana, juguetes y adornos. Fotos Irene Tostado/ La Raza.

PUBLICADO: EST Dec 2, 2012 12:01 am EST
Irene Tostado

La Raza

El abeto donado por la familia Theiszmann, de Prospect Heights, iluminará la Plaza Daley durante la temporada navideña en Chicago.

Antes de revelar el esplendor del árbol la semana pasada, el alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, dijo "este es un árbol grande para una ciudad de hombros grandes".

El árbol, de la especia pícea Colorado, mide 64 pies de altura, tiene entre 63 y 65 años y pesa 12,000 libras. Este año lo engalanan 28 mil luces de colores, incluyendo 10 mil luces LED (iluminación de bajo consumo) y 18,800 mil luces LED miniaturas y una estrella.

El abeto fue seleccionado entre 25 árboles considerados como posibles candidatos. Debía ser de la especie pícea, estar localizado a no más de 100 millas de la ciudad y medir más de 55 pies de alto.

MERCADO NAVIDEÑO

El árbol alumbrará los puestos del 'Christkindlmarket', el mercado navideño ubicado en la Plaza Daley, donde se ofrece comida alemana, juguetes y adornos, hasta el 24 de diciembre.

Cada año, Graciela Castillo hace el viaje junto a sus familiares Daisy Herrera, de siete años, y Laura Castillo, de 20 años, desde el suburbio de Cicero, ubicado al suroeste de la ciudad, para asistir a la ceremonia y ver cuando el alcalde prende las luces del árbol en la plaza.

"Es un tradición anual para nosotros y a la niña le encanta ver las luces y las curiosidades que venden en los puestecitos", dijo Castillo, de 33 años.

Daniel Mondragón, de 11 años, saboreaba unos malvaviscos cubiertos en chocolate, mientras su mamá, Sandra Sanchez, oriunda de Toluca, México, pedía unas fresas con chocolate.

"Es mi primera vez aquí y me gusta mucho probar la comida de otros países", dijo Mondragón, quien confesó estar ansioso por ver a su abuelo, que vendrá desde México a visitarlo esta Navidad.

"No he visto a mi abuelito desde que me trajeron de México cuando tenía siete años y quiero pasar las posadas con él y mi familia", exclamó el menor.

 
Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Close Ad